Quiero que sepas…

Que no, que no pienso arrepentirme de cuánto te he querido, que no pienso arrepentirme porque te quise lo más que pude, como yo sé querer, que soy humana, que cometo errores y lo admito, me hago responsable de los míos y me siento mal por ellos. tú fuiste la opción más acertada. Que no pude dar más, porque por mi parte lo di todo y me hago responsable de mis errores, si tan responsable que me atrevo a escribirte esta carta urgente entre un té y una guitarra y un par de lagrimas. Rezo todas las noches con todo mi corazón y mi alma soñando con que en un futuro nos volvamos a encontrar, más sabios con más ganas de comernos el mundo y de nuevo a nosotros. Tu me creaste las mejores heridas que he tenido, tu me enseñaste a saber amar de verdad, que me subiste al cielo, estando a escasos metros del suelo, entre sábanas, entre tu cama, entre besos. Que me cogiste de la mano, cuando todo el mundo me había soltado y fuiste refugio, salvavidas y hogar. Que por más que quiera, no voy a poder olvidar tu manera de salvarme, tu manera de anteponerme a todo, incluso a ti, tu manera de presumir de mí, aunque siempre creí que no había nada por lo que hacerlo. No voy a poder olvidar tu manera de mirarme, de hacerme el amor con esos ojitos y sobre todo, de cuidar de mis monstruos cada noche para que me dejasen tranquila y pudiese dormir en paz, así sufriera de calor eterno y sudara mucho. Que cuando me preguntan, no tengo malas palabras para ti, porque durante mucho tiempo, fuiste lo mejor de mí. No puedo decir algo malo de ti, porque me trataste como una princesa desde el día uno hasta el ultimo día, siempre fuiste un caballero. Si por casualidad me leen tu mamá o tu hermana quiero que sepan que tienen el hijo y hermano más increíble del mundo, que me salvo, que me ayudo a ser más fuerte y que me demostró que en esta vida todavía hay gente buena, dispuesta a amar y darlo todo. Quiero volver a enamorarme de ti, de mi, de nosotros, quiero seguir aprendiendo de la vida contigo, quiero que sepas, que si tuviese la oportunidad de volver a conocerte, lo haría y te prometo no volver a cometer los mismos errores. Quiero que sepas, que solía hacerte fotos mientras dormías aunque posteriormente las borraba; no quería que nadie viese esa octava maravilla. Quiero que sepas, que sonreía cada vez que te girabas, cuando te despertabas, cuando te despistabas, cuando cerrabas los ojos y al segundo los abrías. Quiero que sepas que también hacía lo imposible por alargar el tiempo a tu lado o por acortar las despedidas, no me gustaba, ni me sigue gustando estar sin ti. Quiero que sepas, que el agarre fuerte a tu cintura cada vez que pasaba alguna chica lo hacía adrede y no sin querer como decía, quería tener tu atención en mí más que nunca. Quiero que sepas que he llorado mientras te decía que no lo estaba haciendo, que estaba bien. Quiero que sepas que he imaginado miles de momentos a tu lado, un futuro, viajes, sueños…, que muchas cosas me las he callado por no parecer más débil de lo que soy y que sigo sin encontrar palabra alguna que defina lo que siento. Pero sobre todo, sobre todo quiero que sepas que de ser posible volvería al día en el que mis ojos se posaron en los tuyos y brillaron, y se acariciaron, y sintieron como nunca antes habían sentido. Solo espero que me leas, y me busques y sepas que te he amado siempre, te amo y por siempre lo haré.

Por siempre y para siempre..

Sigue a Marre
Instagram
Facebook 
Twitter 
Youtube
Blog
marre@marremusic.com

Comments