LUJO Y ESPONTANEIDAD REFLEJADOS EN UN PEQUEÑO ENVASE

Chlöe Grace Moretz, belleza natural y espíritu libre

Una mujer llena de contraste, vivaz y efusiva, consigue ser al mismo tiempo sensual y femenina.

La mujer ha generado a través de los años ese símbolo de elegancia y sensualidad, sin dejar de lado las ganas de libertad y originalidad que la caracteriza. Esto le ha permitido luchar por sus derechos e ir abriéndose paso en un mundo donde el hombre todo lo podía y la mujer solo era perfecta para ser ama de casa, atender a su esposo y asentir a todo lo que él decía.

Para resaltar y rendir homenaje a ella, la firma estadounidense de artículos de piel por excelencia, fundada en 1941 en el corazón de Manhattan, ha creado su fragancia COACH, inspirada en la energía espontánea y en la elegancia urbana de la ciudad de Nueva York. Es una fragancia llena de contrastes únicos, que se abre con notas brillantes y alegres de frambuesa, que dan paso a un corazón de cremosas rosas turcas, para finalmente concluir en un fondo sensual de almizcle de ante; este aroma emblemático ha sido creado por las perfumistas Anne Flipo y Juliette Karagueuzoglou.

Manteniendo los lineamientos propuestos, Stuart Vevers, director creativo de Coach, eligió a Chlöe Grace Moretz como rostro de la fragancia, ya que esta ha colaborado estrechamente con la marca en los dos últimos años y personifica los valores que quieren transmitir: una joven estadounidense, alegre, moderna, auténtica, de belleza natural y espíritu libre. “Es un honor ser el rostro de esta fragancia” afirma Chlöe “Para mí, representa todo lo que me gusta de Coach, es moderna y feliz, expresa a la perfección la vitalidad, energía y la emoción que Stuart ha introducido en la marca”.

Caracterizando el legado de la firma de artículos de piel por excelencia, el frasco femenino ovalado, incorpora muchos de los códigos icónicos de la marca, su tapón vaporizador dorado, imita la forma de los emblemáticos cierres de candado que adornan los bolsos de Coach. Una etiqueta de cuero negro y metal fundido, cuelga aportando un toque final inconfundible, sin poder dejar de lado el logotipo y los caballos, símbolo imperecedero de la artesanía de la casa, que está sutilmente grabado en el vidrio y en su empaque de delicado color rosado.

No puede dejar de probar esta fragancia, que instantáneamente la atrapará con sus notas de salida compuestas por frambuesa, pero y pimienta rosa, las centrales, rosa turca, gardenia, ciclamen y por último, pero no menos cautivadoras, las de fondo, almizcle de ante, cashmeran y sándalo. Verá que desde el primer momento que la pruebe, su espíritu libre y sensualidad no dejarán de fluir, siendo percibido por todo su entorno, será algo ¡Incomparable!

Comments