EL ARTE DE CELEBRAR

Tanto el arte como los espumantes pasan por un proceso creativo minucioso para lograr obtener el resultado final, y aunque se diferencian en algunos puntos, los dos buscan el mismo fin: elevar los sentidos.

El arte, ya sea de una obra plástica o de la creación de un espumante, es una actividad humana consciente capaz de reproducir cosas, construir formas, o expresar una experiencia, con el fin de que el producto final de esta reproducción, construcción, o expresión pueda deleitar, emocionar o producir un sentimiento.  La principal similitud entre el arte y el vino espumoso, es que el vino en sí es un arte, el arte de las burbujas. Y que como toda creación artística, la capacidad de valoración y disfrute viene del despertar de los sentidos motivado, en gran parte, por el conocimiento que tenemos de su creación, proceso y origen.

Una nueva edición de Artbo comienza, donde tendremos una nueva oportunidad para disfrutar del arte junto a Chandon. El arte de reflejar una creación se unen en una copa de espumante y un lienzo.

Herencia Centenaria

La creación de un buen vino espumoso se basa en su historia. Su origen, su conocimiento con las características geográficas y climáticas; y los secretos del arte en la elaboración de vinos que han ido pasando de generación en generación, son claves teniendo en cuenta que el vino es una de las primeras bebidas creadas por la humanidad. De la misma forma el arte ha evolucionado a través del tiempo y a través de las civilizaciones. Conociendo el contexto histórico de una obra, podemos comprender mejor su belleza y su complejidad técnica, al igual que identificarnos mejor con el artista y su obra, cuando conocemos el concepto espiritual, social y religioso con la que fue creada. Ambos se aprecian más cuando conocemos su historia y su evolución.

Creatividad & Estilo

Tanto en la elaboración de un vino espumante, como en la elaboración de una obra de arte la creatividad es de suma importancia. En el caso de un vino espumante, la creatividad y el trabajo del hombre puede potenciar o desaprovechar lo que el suelo, el clima y las cepas le entregan. Los trabajos culturales que se efectúen en el viñedo, desde su terroir, el cuidado de la vid y su cosecha, tendrán una incidencia directa y decisiva sobre la calidad final de la uva, y en consecuencia, del vino.  Y para el caso de la creación de una obra de arte, el proceso creativo es quizás el acto más importante. El proceso creativo de un artista se puede dar desde distintas  emociones; la primera y tal vez la más común es desde la depresión, también se puede dar desde la percepción del orden o sensaciones compulsivas y esquizofrénicas, algunas veces se da bajo el efecto de drogas y alcohol o desde la exploración del sexo y el erotismo. Sin importar cuál sea la emoción con la que se produce, lo cierto es que con la asimilación de su entorno y, la reflexión y unión entre recuerdos, el artista puede crear su obra dotándola de fuerza y originalidad, y de esta forma expresar sus sentimiento al resto del mundo.

Creando Realidades

Para un artista es muy importante poder manifestar la idea que tienen en su cabeza y hacerla realidad en el arte, para crear una realidad que han absorbido con años de aprendizaje y de experiencia, y mostrarla al mundo.  Es el fin de hacer arte, poder manifestar su interior para dejar una prueba viva de su existencia. Lo mismo pasa con los hacedores de los espumantes, que son hombres que poseen una savoir-faire único, que han aprendido a lo largo de muchos años de sus maestros. Sus intervenciones en la mezcla, en cada componente, que aporta en su justa medida algo diferente, son claves para lograr la calidad y el estilo del espumante a lo largo del tiempo. Y ahí está el secreto de los grandes enólogos: convertir ese espumante que imaginó en una realidad.

Bodegas Chandon ha elaborado siempre espumantes artesanales desde su filosofía de calidad, innovación, creatividad y búsqueda de la excelencia, cuidando siempre los detalles.
La satisfacción de las necesidades de los consumidores explica la evolución de sus marcas, tanto en su packaging como en sus características enológicas y  en el lanzamiento de nuevos productos.

Chandon es una marca de Moët Hennessy, parte del Grupo LVMH (Moët Hennessy-Louis Vuitton), líder mundial de marcas de lujo.

Comments