DESODORANTES, MÁS ALLÁ DE LA PROTECCIÓN

Generalmente el amigo en el que más confiamos, no siempre es del que más hablamos, algo similar ocurre con el desodorante, un elemento de aseo y cuidado personal en el que confiamos en las situaciones más importantes de la vida pero del que poco se habla en público.

 Tras entender esta situación, la firma encuestadora Feedback Provokers y Balance una de las marcas líderes en ventas[i] de desodorantes del país, decidió indagar sobre las costumbres de aseo y cuidado personal  de los colombianos por medio de una encuesta en la que participaron cerca de 1.200 personas en las principales ciudades de Colombia que arrojó unos interesantes datos al respecto.

La encuesta reveló que cerca del 99% de las personas se aplica desodorante una vez al día, pero un dato que llamó más la atención es que el 24% asegura usarlo dos veces al día. En Colombia, el uso de este producto es una práctica muy común, relacionada principalmente con la protección de malos olores, pero también con la confianza y seguridad que quieren sentir las personas durante sus actividades diarias.

Otro de los hallazgos interesantes de este estudio es que el 30% de las personas encuestadas considera que suda mucho y de ese porcentaje, el 25% afirma que esta situación representa un verdadero problema en su vida. Hechos que reiteran la importancia de este producto de aseo dentro de la rutina diaria de los colombianos.

Aunque el desodorante es un aliado en la rutina de cuidado personal, en el que se confían esos momentos del día a día que requieren actividad física o situaciones de tensión y emoción, los colombianos prefieren que su aroma no le quite protagonismo a su perfume o sean delatados socialmente respecto a su uso; el olor entonces es un factor clave al momento de escoger el desodorante, asegura Juliana Borrero, representante de Balance en Colombia y una de las personas que más ha indagado sobre la categoría en el país.

La incidencia de factores físicos como la sensibilidad en la piel ha cobrado mayor relevancia en los últimos años, sobre este aspecto, el 57% de los encuestados consideran que experimentan esta situación y están dispuestos a pagar por un producto de calidad que cuide su piel. Así mismo, marcas como Balance tienen en el mercado una gama de productos clínicos, pensado además, en aquellas personas con necesidades especiales para su cuidado personal.

Actualmente el mercado cuenta con una amplia gama de opciones de desodorantes en cuanto a la protección que ofrecen, el tipo de aplicadores y beneficios adicionales de acuerdo con cada necesidad y gusto, entre ellos el cuidado de la piel, de la ropa, según el estilo de vida, la sensación que producen, etc. agrega Borrero.

En conclusión, marcas tan importantes como Balance se han preocupado por responder y atender las necesidades de sus usuarios, especialmente en un país como Colombia, donde usamos desodorante para sentirnos seguros, tranquilos y abrazar con confianza, porque Balance sabe que el mundo necesita más abrazos y para ello debemos contar con un producto dermatológicamente comprobado que nos proteja del sudor y malos olores por más tiempo.

 

 

Comments